Columna de Sebastián Amaral: EL DESAFÍO DE LA MADERA. CONCURSO DE DISEÑO CORMA CHILE

Sebastián Amaral, Director asociado de IDEMAX, diseñador y director del Concurso de Diseño de Madera21, comparte sobre el desafío que tendrán los participantes este 2024, en cuanto a crear objetos o formas que exploren las posibilidades de la madera o sus derivados, en combinación con la luz y creando valor para el usuario.

El mundo del diseño es un terreno fértil para la innovación y la creatividad. Y cuando se combina con un material sostenible como la madera, las posibilidades parecen infinitas. Este es precisamente el desafío que plantea Madera21, el área de Innovación de la CORMA (Corporación Chilena de la Madera), en su XIII Concurso de Diseño.

Desde su creación en 2012, este concurso ha sido una plataforma para involucrar a estudiantes de diseño en el mundo de la madera – en el que Chile, sin duda, goza de una posición privilegiada a nivel mundial- desafiándolos a explorar nuevas formas de utilizar este material, ya sea en la arquitectura, el diseño o la ingeniería. En su edición de 2024, el enfoque se centra en un elemento clave, la luz.

La luz, sea natural o artificial, es una componente fundamental en el diseño de espacios, define la atmósfera, influye en nuestro estado de ánimo y, en última instancia, moldea nuestra percepción del entorno que habitamos. En este contexto, el desafío para los participantes del concurso es crear objetos o formas que exploren las posibilidades de la madera en combinación con la luz, ya sea filtrándola, difundiéndola o manipulándola de alguna manera.

Pero este concurso va más allá de la mera experimentación estética. También busca promover la investigación aplicada, la innovación y la aplicación de nuevas tecnologías en el diseño con madera. Se espera que los participantes no solo demuestren su creatividad, sino también su capacidad para resolver problemas técnicos y su comprensión de las propiedades de la madera y sus derivados.

Además, el concurso fomenta el trabajo en equipo y la colaboración interdisciplinaria, al permitir la participación de estudiantes de diferentes carreras y disciplinas. Esta diversidad de perspectivas es fundamental para abordar los desafíos actuales en el diseño y la construcción sostenible.

Los criterios de evaluación del concurso reflejan esta visión integral del diseño. Se valorará no sólo la creatividad y la estética de los proyectos, sino también su viabilidad técnica, su impacto ambiental y su potencial de comercialización. En última instancia, se busca no solo inspirar a los participantes, sino también impulsar el desarrollo de soluciones innovadoras y sostenibles que puedan tener un impacto real en la industria.

En un momento en que la sostenibilidad y la responsabilidad ambiental son temas prioritarios en la agenda global, iniciativas como el Concurso de Diseño de Madera21 son más importantes que nunca. No solo nos desafían a repensar la forma en que diseñamos y construimos nuestros espacios, sino que también nos recuerdan el potencial infinito de un material tan simple y abundante como la madera.

Encuentra más información en el sitio web de CORMA